top of page

Todos queremos dinero y libertad financiera ¿verdad? Aquí está el por qué no lo tienes.

Este artículo es escrito por una simple godín, con todos los miedos que se viven al ser un empleado, ejecutivo, trabajador, gerente o como le quieran llamar. De una empresa reconocida, sin insignia de “The Best Place To Work”, pero si una empresa denominada “segura”, “buen salario”, “buen ambiente de trabajo”, “horarios fijos”, formas de trabajar un poco especiales: dentro de lo cabe un buen lugar. Aun así, no dejo de preguntarme: ¿realmente estás en el lugar correcto? ¿en verdad así imaginabas tu vida? y no hablo de pequeña donde quieres ser presidente, simplemente hace 3 años.


Entonces, si ante los ojos de la mayoría no tendría por qué quejarme, ¿por qué siento que algo no está bien? ¿por qué siento que no voy el camino correcto?


El domingo como a todo buen godín, después de un fin de semana agradable, por ahí de las 9:00 pm llegó la depresión y me pregunté: ¿cuál es tu objetivo? ¿por qué trabajas para alguien más? a lo cual respondí lo que creo cualquiera hubiera contestado: quiero vivir bien, tener libertad financiera, poder hacer y tener todo lo que yo quiera.


En ese momento en el que viene la resignación, entró en mi mente todas las ideas revolucionarias de mi coach; diciendo que sobre valoramos los empleos, subestimamos nuestra propia capacidad de hacer dinero, no confiamos en que podemos tener éxito, etc. Ideas que les prometo hasta hoy no consideraba del todo correctas y creía que lo enseñado desde pequeña era lo correcto: estudia, consigue un buen empleo con buenas prestaciones, en fin, lo que ya sabemos todos.


Por cierto, antes de generar haters quiero decir que es mi experiencia y que entiendo perfecto que lo que estoy escribiendo no va a hacer click en la mente de muchos, pero sé que en otros tantos sí.


Bueno continúo, después de unos momentos de hacer una balanza mental entre el valor del trabajo “godín” vs el valor real del trabajo, entendí bajo mis propios criterios que lo que mi coach quería expresar era que mi objetivo no es congruente con mi accionar y creo a muchos nos pasa, pues ¿cuándo vamos a tener libertad financiera y hacer lo que queramos, si dependemos de alguien más (jefe)? ¿si nuestro tiempo y dinero dependen de lo que ellos dictan que es justo?


Así que ese domingo llegue a 2 conclusiones: cambio mi objetivo, o cambio mi accionar, porque nunca voy a poder llegar a ser paletero haciendo pasteles.


Hoy decidí dejar atrás la idea falsa de seguridad de un empleo estable, pues he visto a compañeros y amigos desfilar de un día a otro por la salida sin vuelta atrás. Decidí dejar atrás la presión y estrés del dinero de alguien más para preocuparme por mí, mi tiempo, mi espacio y mi dinero. Todos los “godines” como nos solemos llamar a nosotros mismos, no importa que puesto o qué nivel, todos ya hacemos dinero, si no fuera así ya hubiéramos perdido el empleo.


Está claro, el problema no es hacer dinero, el problema es que preferimos vivir bajo las faldas de alguien que sí se atrevió a hacer dinero para sí mismo. El camino no es fácil ni corto, pero te aseguro que si muchísimo más corto que toda una vida, mucho más corto que 8 horas o más de cada día de nuestras vidas, haciendo algo que ni nos llena ni nos va a llevar a la libertad financiera.


Además, viéndolo fríamente, si lo intentas y no funciona, un trabajo igual al que tienes hoy, lo puedes volver a encontrar, pero la oportunidad de vivir y de dejar de sobrevivir, esa cada vez es más difícil.


Tranquilos, es difícil y a cada quien le cae el 20 a su tiempo, pero mi consejo es; no dejen su trabajo hoy, pero, sigan preparándose y no me refiero a grados escolares. Prepárense como personas, pidan ayuda para encontrar su coraje y cuando estén listos den el siguiente paso. Si lo piensan, pueden lograr sus proyectos.


Yo encontré a mi guía en Erik Butrón, tú lo puedes encontrar en tu familia, en tus hijos, en tu pareja, en otra empresa, pero nunca dejes de prepararte personalmente ni de cultivar tu mente, atrévete a dar el brinco. No puedes estar peor que como estás ahorita porque nadie te regala el puesto o el trabajo, por eso los filtros y entrevistas de trabajo son tan exhaustivos, ellos nunca pierden, siempre eligen al mejor y ya te eligieron, ¡así que eres el mejor!


¡Créetelo!




Comments


bottom of page