top of page

LAS PIEDRAS EN EL CAMINO (DE UN EMPRENDEDOR)


Me encanta platicar con personas que van a emprender su primer negocio porque la ilusión en sus ojos y las escenas que se han imaginado en su cabeza son tan hermosas como las que nos imaginamos todos cuando vamos a empezar. El emprendimiento es una actividad seductora que te invita a soñar con los resultados de “un gran negocio” cuando ni siquiera has empezado todavía. Es parecido a la ilusión de salir agarrado de la mano de tu amor de secundaria cuando todavía ni siquiera le has hablado.

En mi punto de vista es muy importante soñar, no sólo como emprendedor, como ser humano. Siempre digo que todo lo que hoy existe en el mundo alguna vez alguien lo imaginó, lo soñó despierto y se obsesionó a tal grado que logró materializarlo en la vida real. Recuerdo que una vez estaba tomándome un café con un amigo y justamente eso le dije “Este centro comercial, estas sillas en donde estamos sentados, este café incluso; alguien se lo imagino antes de que existiera”.

La idea del artículo de esta semana es platicar mi experiencia en el emprendimiento, contar también algunas de las piedras en mi camino y que estoy seguro la gran mayoría de emprendedores las han pisado.

Soñar es muy importante, es la ilusión inicial, la gasolina con la que se empieza, sin embargo, hay que saber también que pasa cuando las cosas no son como habíamos pensado, es ahí en donde inicia el verdadero y hermoso camino del emprendimiento.


4 PIEDRAS (DE LAS MILES QUE HA HABIDO Y HABRÁ) EN MI CAMINO


CONSTANCIA: Al inicio todo es increíble, la ilusión, los sueños, la motivación, todo esta ahí. A medida que el tiempo va pasando y caemos en cuenta de la curva natural de un proyecto, las motivaciones bajan, los sueños se ven mas lejanos y de pronto la acción vertiginosa que teníamos se aletarga y nos volvemos inconstantes. La constancia es algo sumamente importante en los negocios. Decía Steve Jobs (no recuerdo tal cual las palabras, pero lo parafrasearé) que tu negocio debía apasionarte porque es muy duro allá afuera, así que debes de asegurarte que podrás trabajar muy fuerte por un periodo SOSTENIDO de tiempo (imagino que hablaba de años). Justamente estaba hablando de la constancia. De nada sirve trabajar súper duro dos meses o tres semanas, se debe mantener ese trabajo durante muchísimo más que eso para ver resultados.

Mi consejo más lógico es que realmente emprendas un negocio de algo que te ultra fascine, de esa forma encontrarás placer al dedicarle tiempo. Evidentemente y como todo en la vida, habrá áreas de tu proyecto que no te gustarán, pero en el balance siempre estarás arriba.


LOS HATERS: En mi opinión existen diferentes grados y tipos de haters, a continuación, mi clasificación personal.


Los que proyectan sus miedos en tus decisiones y tu vida:


Ellos por lo regular son amigos cercanos o familiares que no están de acuerdo con tus decisiones. Son capaces de decirte mil razones por las que fallarás y tratarán de buscar argumentos “lógicos” de por qué estas cometiendo el error más grande de tu vida. De hecho, si fallas, encontrarán la forma de encuadrar el fallo con alguna advertencia de su parte y te dirán “te lo dije, te dije que esas ideas no iban a ningún lado”. No los juzgues, no los enfrentes, entiéndelos. Entiende que no todas las personas tienen el valor de tomar las decisiones que tu estás tomando y eso asusta a las personas que te quieren. Ten cuidado y entiende también desde que lugar vienen sus recomendaciones, toma en cuenta que al ser personas que te quieren y que tu quieres, sus opiniones pesarán más sobre ti.


Los que se retuercen de envidia:


Tu pensarías que tus resultados tendrían que ser enormes y exorbitantes para que las personas sintieran envidia de ellos, pues no es cierto. Hay de todo en esta vida, así que habrá gente que sienta envidia por tu actitud, por tu atrevimiento, por tus relaciones, por tu personalidad, por como las demás personas reaccionan a tu presencia. Con este tipo de haters no hay que hacer mucho, simplemente saber que existen y no gastar tiempo ni energía en ellos, tu enfoque debe estar en lo tuyo y que el mundo siga girando.


Los que necesitan siempre ganar:


Una pregunta… ¿Qué es más fácil, construir una torre más alta que la competencia o tirar la torre de la competencia y construir una torre de cualquier altura?

Siempre es más fácil destruir que construir. Existen personas en este mundo que necesitan sentirse importantes, especiales, distinguidos y al tener muy poco que aportar al mundo se sentirán urgidos por destruir cualquier propuesta de valor que tengan cerca para sentir que su poco valor tiene importancia una vez contrastado por el valor caído (por lo menos en sus mentes). Estos haters apestan y los puedes distinguir a kilómetros, son un clásico. Es muy fácil engancharse con este tipo de personas, así que por más a cliché que suene, trata de ignorarlos, recuerda que harán todo para “ganar” y la forma más fácil es tratando de demeritar todo lo que encuentran a su alrededor.


EL ESTADO DE ÁNIMO:


Una de las partes que más implica reto es justamente la de manejar tus estados emocionales para siempre estar vibrando alto sin importar lo que esté pasando. Yo concuerdo completamente en que el estado emocional es de los factores principales para tener éxito en cualquier ámbito, así que es importante tener un músculo emocional fuerte y entrenado.

Esta área es inmensa y podríamos hablar toda la noche de ella, así que el único consejo práctico que puedo dar es ser realista. No te tires al drama, pero tampoco creas que estás en la gloria. Como dice la frase “la verdad te hará libre”, siempre tienes que decirte la verdad y nada más que la verdad.

Feliz viaje en el mundo del emprendimiento y espero seguirnos viendo.


Te mando un abrazo,


Erik.

Comments


bottom of page