top of page

Las 8 claves para analizar el 2018 y planear un excelente 2019

Todos queremos más para el año que entra (2019), el tema es que muchas veces ni siquiera tenemos herramientas precisas para determinar en donde estamos en este momento. En mi opinión, si queremos mejorar, lo primero que tenemos que saber es en dónde y cómo estamos hoy, para poder saber si después de cierto tiempo vamos hacia algo mejor o no.


Muchísimas personas que asisten a nuestros eventos y conferencias lo hacen porque quieren mejorar la calidad de su vida o porque simplemente no están conformes con lo que tienen hoy en día y siempre los ponemos a hacer el ejercicio que trataré de comunicar en este artículo.


Pensemos que lo mejor que podemos obtener para llegar a nuestras metas anuales es un mapa, no es un plan paso por paso para los próximos 12 meses, no es una lista interminable de cosas por hacer y tampoco es una idea vacía, la mejor herramienta es un mapa. ¿Por qué un mapa debería de ser la herramienta ideal para esta tarea? Porque un mapa nos incluye los siguientes elementos:


1.- Nos dice en dónde estamos: Es imposible que analicemos los resultados sin tener un punto de partida. Si mi meta es perder peso, pero no se cuanto peso el día de hoy, es imposible analizar el dato final. Las métricas son muy importantes.


2.- Nos dice a dónde tenemos que ir: Una vez que tenemos el punto de partida, tenemos que saber a dónde queremos llegar.


3.- Prevé dos puntos que deben de unirse: Esta es la parte que hace a un mapa muy eficiente. Una vez que sabemos en dónde estamos y a dónde queremos llegar tenemos que asumir que van a existir obstáculos y bondades en el camino; gastos imprevistos, compromisos, doctores, medicinas, algún dinero extra, algún ahorro, etc. Cuando los planes son muy estrictos y no permiten flexibilidad, es imposible llevarlos a cabo.


El ejercicio se hace de la siguiente forma. Todas las personas nos sentimos mas o menos a gusto con nuestra vida, pero la tendencia general es que cuando algo no va bien solemos quejarnos de nuestra vida como si fuera un solo aspecto, sin entender que existen diferentes rubros que la conforman. Lo que tenemos que hacer en primer lugar es conocer las distintas áreas de nuestra vida, en segundo lugar, debemos de dar una puntuación del 1 al 10 en cada área y, por último, debemos de alejarnos un poco y ver el aspecto completo de nuestra vida. A continuación, encontrarás un círculo que contiene todos los aspectos a evaluar, ve cada uno de ellos y traza una línea según tu puntuación, una vez que acabes fíjate que tan homogénea está la rueda ¿Si fuera una rueda, rodaría de forma suave? ¿Rodaría de forma dura y golpeada debido al poco balance?


Áreas de la VIDA: Carrera, Finanzas, Salud, Amigos y Familia (A&F), Amor, Crecimiento y Recreación.



Las ideas principales de hacer este ejercicio son:


1.- Entender que la vida es un conjunto de aspectos que debemos ser capaces de dividir y analizar por separado para poder tener un diagnóstico claro.


2.- Al mismo tiempo la vida es un todo y al ser un todo debe de tener un balance. La vida es como una rueda que si está balanceada rodará sin ningún problema e irá de forma suave. Si uno de los aspectos está en 10 y otro está en 1, la rueda tendrá un vacío y causará molestia cada vez que de vuelta.


Haz el ejercicio con mucho detenimiento, agradece lo que tienes y descubre lo que te hace falta para estar balanceado y completo.


Nos vemos en el siguiente artículo.


Erik.

Commenti


bottom of page