top of page

10 lecciones de Shark Tank





Uno de estos días mi equipo se encontró con un post en las redes que habla de las 10 lecciones aprendidas en Shark Tank, inmediatamente me lo pasaron y la verdad es que me gustó bastante. En mi interpretación, no son lecciones que den los tiburones como tal, sino lecciones que esta persona ha podido deducir y plasmar en estos 10 puntos después de ver varias temporadas. Al ver que son lecciones que cualquier persona de negocios les podría aconsejar, les quiero hacer este breve artículo aportando mi opinión en cada uno de los puntos. Así que aquí vamos.


1.- Conoce tus fortalezas: Este punto me encanta y lo hemos tratado en alguno de los Brainfoods. Es mucho más fácil que tu negocio explote si sabes lo que ya haces muy bien y te enfocas en hacerlo de forma extraordinaria. Si tienes facilidad natural para las matemáticas es casi natural que crezcas exponencialmente en algo relacionado a los números, si eres naturalmente malo para los números, te costará mucho trabajo entrar en la competencia con los naturalmente buenos.


2.- Conoce a tus clientes: Todo en los negocios tiene que ver con conocer a tu cliente ideal. Dice Russell Brunson, una de las personas que ha revolucionado el mundo del marketing digital, que el dinero está en los nichos. Debes de conocer a fondo quien es tu cliente, que problemas tiene y como TÚ se los vas a solucionar. Hay que enfocarse en los clientes y no en las ideas y/o productos.


3.- Aprende a negociar: Cuando las personas no han tenido la oportunidad de emprender, no entienden la necesidad TAN GRANDE de saber negociar. Es increíble la cantidad de gestiones que debes de hacer diario para manejar un proyecto de emprendimiento. Desde los trámites, los proveedores, los socios, tu equipo de trabajo, la toma de decisiones, los precios, los plazos, los clientes nuevos, los inconformes, todo es negociación.


4.- Aprende a venderte: Emprender tiene muchísimo que ver con aprender a vender y aprender a venderte. Es más, si no estás dispuesto a vender y venderte tienes dos opciones; 1.- Buscas a un socio que sea capaz de hacerlo 2.- Te despides te tu proyecto y cierras las puertas. Esto también te lo dicen TODOS los gurús de negocios, una de las partes fundamentales es aprender a venderte, acuérdate que en un principio serás un loco con una idea, así que, si logras que la gente confíe en ti, automáticamente comprarán la idea. Empieza contigo, con venderte tú como persona y como emprendedor.


5.- No te ciegues por la pasión: Dicen que la verdad te hará libre y no hay nada más cierto. ¿Cuál es el problema de los emprendedores con la verdad? Que duele muchísimo cuando no es como quisiéramos. La pasión es necesaria y es un motor increíble, pero debes tener mucho cuidado cuando la verdad está siendo matizada o tergiversada por tu pasión. Las cosas como son; ni maquilladas ni dramatizadas, sólo en ese estado puro de verdad sabremos en dónde estamos parados.


6.- Conoce tu negocio y tus números: Es necesario conocer tu modelo y saber leer los números que salen de él. Si conoces eso, podrás leer como radiografía que es lo que está pasando y sabrás en dónde apretar. Por ejemplo, si estás teniendo mucho flujo de personas, pero no están cerrando, no tienes un problema de leads, tienes un problema con tu oferta. Si las personas están comprando, pero no están recomprando, probablemente tienes un problema de seguimiento, post venta y dirección de los clientes. Si las personas ni siquiera están visitando tu negocio, el problema es de tráfico de personas. Ahora debes de conocer los números que tu negocio representa; si llevar a un cliente a tu negocio te cuesta 30 pesos y tienes una taza de conversión de 10 a 1 y tu producto cuesta 300 pesos, estás saliendo tablas. Bajo esa premisa tienes 3 opciones; 1.-Ves la forma de venderle más productos 2.- Haces que aumente la frecuencia de recompra o 3.- Bajas el costo del tráfico.


7.- No todos los negocios necesitan inversionistas: Creo que este punto de vista tiene que ver mucho más con la falta de cultura e información jurídica de los emprendedores. Hace mucha falta que los emprendedores entiendan las implicaciones jurídicas y de operación de tener a una persona con participación dentro de la empresa. Hay negocios que pueden salir adelante y ser muy exitosos usando otro tipo de vehículos para apalancarse. Aún teniendo un socio inversionista existen herramientas jurídicas para darle a cada socio los alcances que se necesiten según su participación.


8.- Asegúrate de estar resolviendo un problema real: En mi opinión los negocios deben de verse de atrás para adelante y no al revés. La forma en la que la mayoría de los negocios se crean es iniciando con una idea y después esa idea trata de adecuarse al mercado. La forma en la que se debe de empezar un negocio es realmente viendo al mercado, encontrando cuál es el o los problemas que tiene ese segmento y entonces si resolverlo.


9.- Aprende a comunicar tu visión: No sirve de nada tener la mejor idea de negocio si no puedes comunicársela a tu mercado, a los inversionistas que tienes en frente y a tu sobrino de 6 años. Decía Einstein que si no puedes explicar algo de forma sencilla es por que no lo has entendido del todo. Debes de ser capaz de aterrizar en conceptos básicos tus ideas de negocio para que una vez entendidas puedas partir de ahí y comunicar de forma clara tu visión.


10.- No sobrevalues tu compañía: Este punto va muy de la mano con varios de los anteriores; no dejarte cegar por la pasión, conocer tus números, a tus clientes, etc. En el mundo real lo que vale de una empresa son los resultados o la potencialidad de producir estos. En mi opinión el factor principal de la potencialidad en un negocio es el emprendedor mismo y las herramientas con las que cuente para llegar al objetivo. Muchos emprendedores valoran sus ideas como si fueran EL FACTOR DETERMINANTE DE ÉXITO, si te llega a pasar eso piensa que aún las personas con las mejores ideas tuvieron que dejar la vida en el proceso para que éstas triunfaran (Elon Musk y Steve Jobs por ejemplo). Si tienes la oportunidad de ser socio de alguien que está en la cima, aprender de el y posicionarte en un lugar jamás pensado, considera mil veces no echar a perder el trato por una valuación ególatra.


Mis queridos amigos, espero que este artículo inspirado en una publicación que no es de mi autoría les sirva o les de datos útiles que puedan usar en sus proyectos. Les mando muchos saludos y nos vemos en el siguiente artículo.

Comentários


bottom of page